El 1X2

Algunos eventos deportivos contemplan la victoria de ambos rivales y el empate. Esto es así en deportes como el fútbol, lo que nos lleva a tener disponible la apuesta clásica de 1X2. Donde los números hacen referencia a los distintos equipos, siendo el 1 el conjunto local y el 2 el conjunto visitante. En este caso la X es el empate.

Tan sencillo como parece

El éxito de este tipo de apuesta reside en su sencillez. Por lo general si se tiene conocimientos en el deporte en cuestión, no resulta difícil averiguar cuál de los rivales es superior. Con esa premisa uno puede descartar la victoria del equipo más débil y  después calculando el nivel de superioridad decantarse por la victoria del mejor equipo o por el empate, si acaso creemos que la cosa puede estar equilibrada. Por supuesto que en el mundo del deporte siempre cabe la posibilidad de error y sucede que a veces el favorito es doblegado por el teórico rival más débil.

Esto también es una fuente de oportunidades, uno puede decidir apostar por el equipo teóricamente inferior, teniendo en cuenta que la cuota por dicha apuesta siempre será más alta. Asumiendo este riesgo una pequeña apuesta puede proporcionar grandes ganancias. Es cierto que perderemos en un gran número de ocasiones, pero una sola victoria con la cuota adecuada puede dar grandísimos beneficios.

Ejemplo
1 x 2
2.30 5.00 1.80

Consejos para la apuesta 1X2

Como base debemos encontrar un evento deportivo que tenga una cuota adecuada. Se considera que merece la pena poner en riesgo nuestro dinero a partir de una cuota de 1,70€. Pero si la cuota supera los 3€ hablamos de una cuota demasiado alta. Por lo que es un resultado improbable. Si queremos apostar sobre “seguro” debemos hacerlo en apuestas que se encuentren entere 1,70 y 2 €.

Por supuesto también podemos buscar apuestas con cuotas superiores a los 5€. Esto multiplica nuestras posibilidades de perder, pero también garantiza premios muy altos si ganamos, que pueden permitirnos hasta fallar 4 apuestas seguidas o más.

Conclusión

Por su sencillez es un tipo de apuesta ideal para iniciarse en el mundo de las apuestas deportivas. Maneja relativamente pocas variables y es posible encontrar cuotas decentes para equipos en distintos eventos de esta índole. Cuando ya se domina, uno puede pasar a apuestas más complejas o con más variables. O a combinar varias apuestas sencillas de 1X2.