Noticias
Bandera de Paraguay para Apuesta.com.py
Enero 28, 2018 Angel

NFL

¿Por qué deberían ganar los Philadelphia Eagles el Super Bowl 2018?

El 4 de febrero la temporada de la NFL concluirá y lo hará con el espectáculo deportivo más seguido de todo el planeta, el Super Bowl. En esta edición de 2018 todo el mundo da por sentado que los New England Patriots son los grandes favoritos, pero a pesar de esto hay muchos motivos para que los Philadelphia Eagles se hagan con el codiciado anillo. A continuación, hablaremos de algunos motivos de peso para tener encuentra a los Eagles de cara a esta final.

La línea defensiva

No es que durante toda la temporada hayamos visto destacar a la línea defensiva de los Eagles, sin embargo, hablamos de un equipo que domina la presión al hombre. Fletcher Cox es el jugador más destacado de esta línea defensiva que tratará de presionar al legendario Tom Brady y ahogar así el juego de los Patriots. No es ningún disparate, solo hay que ver lo que hicieron en la final de la conferencia contra los Minnesota Vikings donde el quarterback Case Keenum se pasó la totalidad de su tiempo de juego acosado y prácticamente no pudo pasar una sola vez con una línea clara. Además, la mejora de esta zona ha sido palpable y solo en 1 de sus 5 últimos partidos han terminado recibiendo más de 10 puntos. Y no solo son buenos defendiendo el juego de tierra, también cuentan con grandes interceptores.

La mejor ofensiva terrestre del campeonato

Así es, los Eagles tiene un gran ataque terrestre con corredores que podrían convertirse en una pesadilla para la defensa de los Patriots. En el centro tiene a LeGarrette Blount un corredor explosivo que además promedia más de 1.000 yardas por temporada. Es un especialista en jugadas cortas y físicamente muy fuerte. Pero además Doug Pederson tiene entre sus filas a Jay Ajayi, una autentica bala, como ya demostró en la final de la conferencia realizando una carrera de más de 80 yardas sin ser detenido. Las largas distancias no son un problema para él, es escurridizo y eso a pesar de ser un Running back que pesa más de 100 kilos. Y si la cosa se pone fea siempre pueden usar al pateador Jake Elliott, que hasta ahora ha conseguido completar 5 de 6 intentos desde más haya de las 50 yardas. Es cierto que no era la primera opción del equipo, pero la lesión de Caleb Sturgis le ha abierto las puestas de la titularidad.

No tendrá presión añadida sobre ellos

Como ya hemos dicho al principio, los Philadelphia Eagles no son los favoritos para ganar el partido y casi todo el mundo da por sentado que caerán ante un equipo más experimentado. Prueba de ello son las cuotas, mientras que la victoria de los Philadelphia Eagles se paga a +155, la de los New England Patriots tiene una cuota de -175. Claramente el hecho de que los Eagles jueguen con un quarterback suplente no ayuda a mejorar esta perspectiva. Precisamente por todo esto Doug Pederson y los suyos no sentirán ningún tipo de presión añadida, saldrán al campo a hacer lo que mejor saben hacer y disfrutarán de esta final, en la que tiene más posibilidades de lo que dictaminan las cuotas. Tampoco se contaba con ellos en la final de la conferencia contra los Minnesota Vikings y los endosaron un 38-7.